Rinoplastia tabique nasal

La remodelación del tabique nasal es fundamental en el resultado de una Rinoplastia. Es una lámina osteocartilaginosa que divide ambas fosas nasales.

Como esta formado el Tabique nasal ?

Lo componen 5 cinco estructuras que son :

–Vómer , es un hueso

–Cartílago del tabique nasal

–Lámina perpendicular del hueso etmoides

–Cresta del hueso maxilar

–Cresta del hueso palatino

Patología del tabique nasal

Esta estructura, por su constitución que es ósea y cartilaginosa, por su vascularización abundante y por su histología, puede padecer numerosas patologías.

Cuando el paciente nos consulta sobre problemas en su tabique nasal, la patología mas común es la desviación del mismo. Esta desviación puede ser ósea, cartilaginosa o ambas. El origen de la misma, se puede deber a alteraciones durante el desarrollo, o traumatismos faciales. La cirugía que la corrige, se denomina Septumplastia.

La perforación del tabique es otra patología. Es una comunicación de ambos lados de las fosas nasales debido a un orificio existente en el tabique. Las causas pueden ser el uso de cocaína, tumores, Rinitis atrófica, Sindrome de Wegener , traumatismo o iatrogenia. Este último se debe a perforación del tabique durante una septumplastia.Las perforaciones mas anteriores a veces son asintomáticas y pasan inadvertidas, las mas posteriores, suelen producir síntomas. La técnica quirúrgica aplicada es una sutura de los bordes cuando la perforación es pequeña y cuando mide mas de 2 cm el uso de un colgajo pediculado de mucosa nasal.

El abseso del tabique otra de las patologías que se produce por infección de un hematoma.El tratamiento consiste en antibioticoterapia y drenaje quirúrgico  . No es una complicación común después de una Rinoplastia Estética. Esta patología, así como los tumores, son asistidas por los Otorrinolarigólogos.

Como dijimos, la patología mas común en la consulta es la desviación del tabique nasal. En estos casos contamos con la colaboración del Otorrinolaringólogo que hará recuperar al paciente, la estética y la función respiratoria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *