Rinoplastia secundaria

La resolución de las deformidades de una rinoplastia secundaria demandan experiencia, técnica cuidadosa, criterio y expectativas reales por parte del paciente.

La consulta de una Rinoplastia secundaria

La consulta de una Rinoplastia primaria, muestra al cirujano un paciente lleno de espectativas y esperanzas, con la seguridad de que va a mejorar su aspecto con la cirugía nasal

Un paciente que consulta por una Rinoplastia secundaria, esta insatisfecho, desilusionado, y a veces fastidiado. Busca en el nuevo cirujano comprensión y capacidad de poder escuchar sus quejas.

El cirujano debe brindarle un diagnostico certero y un plan quirúrgico adecuado, planificado y no improvisado. Se informará que el éxito no puede ser garantizado y que será difícil lograr una nariz perfecta e ideal.

Diagnostico apropiado

Se debe analizar las causas de la Rinodeformación secundaria.

Se deberá analizar la punta nasal si esta deformada por una resección inadecuada de los cartílagos o por una formación fibrótica producto de la cicatrizacion.

Por encima de la punta ( supratip ) aparecen también deformidades que se pueden producir por defecto en la resección del tabique o de los cartílagos alares o por tejido blando o fibrótico.

La punta, puede estar poco proyectada, dando la imagen de nariz chata o muy proyectada : nariz de Pinocho

La parte ósea, puede presentar una osteotomia incompleta o una reseccion de giba osea escasa o excesiva

Las narinas u orificios nasales pueden estar colapsados, demasiado abiertos o asimétricos.

La resección en exceso o en defecto de los cartílagos alares, producen una asimetría, y a veces, dan la imagen de nariz desviada.

Cirugía diferida

Otro punto importante en el tratamiento de la Rinodeformación secundaria, es tranquilizar al paciente informándole que su nariz no se pude reintervenir, hasta pasados los 6 meses o un año después de la anterior cirugía.

Los tejidos deben tener tiempo de cicatrizar, de ablandarse, debe disminuir el edema. De esta forma el cirujano hará un diagnóstico apropiado.

Aunque a veces, cuando la deformidad es muy severa, se puede intentar mucho antes, un abordaje limitado para solucionar el problema específico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *